Los problemas emocionales más frecuentes que trato en la terapia sexual son los siguientes:

  • Infertilidad
  • Adicción al sexo
  • Insatisfacción sexual
  • Inapetencia sexual
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo
  • Ansiedad o miedo al sexo
  • Dolor en el coito
  • Vaginismo
  • Problemas de erección
  • Eyaculación precoz
  • Eyaculación retardada
  • Conflictos de identidad sexual
  • Elección sexual

 

La terapia es totalmente personalizada, teniendo en cuenta las necesidades personales del paciente y su propia historia personal.